APAE Unión Profesional de Asesores de Empresa

Contáctenos

Inicio

ACCESO LIBRE

● Actividad Profesional● Despacho de Asesoría ● Clientes del Despacho● Nuevas Tecnologías
 
  Presentación Telemática  Póliza Responsabld. Civil  Mensajes SMS  Protección de Datos
  Contabilidad Asesorías  Informática  Gestión de Asesorías  Registro de Dominios
  Gestión de Nóminas  Registro Mercantil  IRPF e IVA  Diseño Web

ACCESO ASESORES

● Actividad Profesional
  Fiscal
  Laboral
  Contable
  Mercantil
  Normativa Jurídica
  Administración Fincas
● Despacho de Asesoría
  Registro Mercantil
  Protección de Datos
  Informática
● Clientes del Despacho
  Comunicación Clientes
  Captación de Clientes
Nuevas Tecnologías
  Diseño Web
  Alojamiento Web
  Telefonía
  Virus Informáticos
  Dominios en Internet
 

UPAE

Su Web por sólo 195 €
Dedicación Constante en pos de la Modernización y Mejora del Despacho Profesional
 
 
 

 


Laboral

El Despido Individual o Disciplinario

La resolución del vínculo contractual por voluntad del empresario recibe el nombre de despido disciplinario, el cual debe basarse en alguna de las causas recogidas en el artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores, para motivar este despido el incumplimiento del trabajador deberá recibir la calificación de grave y culpable:

- Las faltas repetidas e injustificadas de asistencia o puntualidad al trabajo

Para establecer el número de faltas necesario para la medida máxima habrá que acudir al Convenio Colectivo aplicable, o en su defecto, a la valoración del Juez que habrá de tener presente el desequilibrio generado en la empresa por la conducta del trabajador.

- La indisciplina o desobediencia

La conducta será grave y culpable cuando resulte clara, abierta, sin motivo, ni justificación y reveladora de una verdadera desobediencia, es necesario destacar que un sólo acto de indisciplina puede ser causa de despido.

- Las ofensas verbales o físicas al empresario o a los trabajadores

Si las ofensas tienen lugar dentro del centro de trabajo siempre podrán ser causa de despido, en caso de realizarse fuera sólo serán causa justa cuando la motivación sea laboral o esté relacionada con el trabajo

- La trasgresión de la buena fe contractual y el abuso de confianza

La quiebra de la buena fe es una de las causas más alegadas en los Tribunales, ya que el deber de los trabajadores es cumplir con las obligaciones concretas de su puesto de trabajo de acuerdo con las reglas de la buena fe y diligencia, y el de no concurrir con la actividad de la empresa.

- La disminución continuada y voluntaria del rendimiento

Para que esta causa sea objetivable es necesario que la disminución sea voluntaria, esto significa que el trabajador debe tener la intención de provocarla, sin la mencionada característica el empresario debe acudir al despido por causas objetivas.

- La embriaguez habitual o toxicomanía

En este causa se están exponiendo dos motivos diversos y diferenciados como son: la trasgresión de la buena fe contractual y la disminución voluntaria en el rendimiento del trabajo, ya que en la primera causa se acude al trabajo ebrio o bajo efectos de estupefacientes y en la segunda la voluntariedad es el motivo fundamental. 

 

          Volver arriba                                                                                                 Volver índice