APAE Unión Profesional de Asesores de Empresa

Contáctenos

Inicio

ACCESO LIBRE

● Actividad Profesional● Despacho de Asesoría ● Clientes del Despacho● Nuevas Tecnologías
 
  Presentación Telemática  Póliza Responsabld. Civil  Mensajes SMS  Protección de Datos
  Contabilidad Asesorías  Informática  Gestión de Asesorías  Registro de Dominios
  Gestión de Nóminas  Registro Mercantil  IRPF e IVA  Diseño Web

ACCESO ASESORES

● Actividad Profesional
  Fiscal
  Laboral
  Contable
  Mercantil
  Normativa Jurídica
  Administración Fincas
● Despacho de Asesoría
  Registro Mercantil
  Protección de Datos
  Informática
● Clientes del Despacho
  Comunicación Clientes
  Captación de Clientes
Nuevas Tecnologías
  Diseño Web
  Alojamiento Web
  Telefonía
  Virus Informáticos
  Dominios en Internet
 

UPAE

Su Web por sólo 195 €
Dedicación Constante en pos de la Modernización y Mejora del Despacho Profesional
 
 
 

 


Protección de Datos

Advertencia de la Agencia de Protección de Datos

La Agencia Española de Protección de datos ha hecho pública una advertencia como consecuencia de diversas denuncias recibidas. Dada la importancia de esta advertencia facilitamos a nuestros asociados la misma, con el objetivo de evitar que sean objeto de posibles fraudes o engaños.

La Agencia Española de Protección de Datos ha tenido conocimiento, a través de diversas denuncia recibidas, de hecho claramente fraudulentos que afectan claramente al derecho fundamental a la protección de datos y que desea trasladar a los ciudadanos:

Primero. Numerosos responsables de ficheros de datos de carácter personal están recibiendo comunicaciones de personas que utilizan fraudulentamente la identidad de esta agencia, y aprovechándose de ello en síntesis, les advierten sobre la posibilidad de estar incumpliendo la normativa legal sobre protección de datos, les intimidan con la instrucción de un procedimiento sancionador, y les ofrecen soluciones alternativas para evitar, bien las actuaciones de la inspección, bien la declaración de infracciones, o ambos aspectos a la vez.

A la vista de lo anterior y sin perjuicio de las actuaciones legales que esta Agencia de Protección de Datos pueda llevar a efecto, se informa de que:

- Ninguno de los mensajes remitidos por correo electrónico procede de esta Agencia de Protección de Datos

- Las direcciones de correo electrónico privadas no quedan registradas en las Bases de Datos de este Organismo

- La actividad inspectora no se efectúa por correo electrónico, sino mediante visita presencial debidamente autorizada, sellada y firmada por el Director de la Agencia de Protección de Datos o comunicación por correo ordinario en papel oficial de este Organismo

- Las actuaciones que inician un procedimiento sancionador no se comunican por correo electrónico, sino mediante Acuerdo oficial, firmado por el Director de este Organismo, en el que se especifican las causas de la supuesta infracción cometida y su fundamentación jurídica, dando un plazo suficiente para presentar pruebas y alegaciones

Segundo. Determinados colectivos de profesionales están recibiendo una carta engañosa en la que se señala que quien la envía ha recibido información de esta agencia, en el sentido de indicar que aquellos que no se encuentran al corriente de su obligación legal de inscribir los ficheros de que son responsables, e indicando que para evitar la imposición de sanciones deben ponerse de inmediato en contacto con el personal especializado que firma la carta.

A la vista de lo anterior se informa que:

- La Agencia Española de Protección de Datos no ha enviado en ningún caso información sobre altas y bajas en el Registro General de Protección de Datos, para que se utilice como medio de amedrantación a ningún responsable de ficheros

- La inscripción de ficheros en el Registro General de Protección de Datos no devenga tasa ni precio público alguno

Tercero. La Agencia Española de Protección de Datos de reserva el derecho de iniciar las acciones legales que considere oportunas contra los autores de las conductas engañosas y fraudulentas denunciadas

                                             Fuente:

 

          Volver arriba                                                                                                 Volver índice